Bohemian Rhapsody (2018)

Es un poco complicado ver el lado a y b de esta película biográfica conocida también como el biopic sobre Queen y Freddie Mercury. Comencemos con la sinopsis:

Bohemian Rhapsody es una celebración de Queen, su música y su extraordinario cantante Freddie Mercury. Freddie desafió los estereotipos y la convención para convertirse en uno de los artistas más queridos en el planeta.

La película muestra el ascenso meteórico de la banda a través de sus canciones icónicas y sonido revolucionario. Llegan a un éxito sin precedentes, pero en un giro inesperado, Freddie, rodeado de influencias más oscuras, evita a Queen en pos de su carrera como solista. Después de haber  sufrido mucho sin la colaboración de Queen, Freddie logra reunirse con sus compañeros de banda justo a tiempo para Live Aid.

Mientras se enfrenta con valentía a un reciente diagnóstico de SIDA, Freddie lidera la banda en una de las mejores actuaciones en la historia de la música rock. Queen consolida un legado que continúa inspirando a extraños, soñadores y amantes de la música hasta el día de hoy.

He leído por ahí, muchas alabanzas y una que otra crítica acida acerca de este proyecto. Si bien se sabe que está siendo un éxito en taquillas, no es por la creatividad sino por el amor de los fans que desean ver la representación del legado que dejó una de las mejores bandas de todos los tiempos.

Como bien le he recalcado que al final de cuentas es mi opinión y que la invitación a verla en los cines la haré con mucho gusto, porque sé que por lo menos desean pasar un rato agradable meditando recuerdos.

Lo bueno

  • Claramente podemos decir que ha sido una de las ideas más grandiosas, que se les pudo haber ocurrido, la fórmula del éxito es a través de nuestra nostalgia. Es posible que lo mencione por la cantidad de amigos, conocidos y familiares que comparten mi gusto por esta banda. La emoción por revivir recuerdos y corear canciones estaba en esa atmósfera de espera.
  • La caracterización y llegar a pegarle a la personalidad de Freddie Mercury fueron notorias en el trabajo interpretativo de Rami Malek.
  • Nos da la oportunidad de disfrutar el nacimiento de canciones icónicas y de alto impacto en el ancho mundo de la música.
  • Nos lleva por momentos importantes de la banda y a la par muestra la vida de Freddie Mercury desde sus conflictos con sus orígenes, el amor, la aceptación de sí mismo, el éxito, sus errores y la última etapa de su vida.

Lo malo

  • El miedo que tienen al abordar explícitamente temas como la sexualidad y los excesos que forman vicios como el consumo de alcohol y de drogas en este ámbito del Rock. La vida de Freddie Mercury no fue fácil, fue un hombre solitario que  tuvo momentos conflictivos que lo llevaron por una senda oscura. No se me hace correcto el evitar a toda costa el no dar un contexto de las situaciones, solo se muestra un antes y un después pero no llegando a dar entender los porque.
  • No se habla a profundidad de un tema tan relevante en los 80 como el SIDA. Se me hace como una mala difusión, el hacer creer que la homosexualidad exclusivamente, lleva a crear un desequilibrio mental que con lleva a una ruptura familiar, a tener excesos en cuestión sexual y que por ende se contrae esa enfermedad mortal. Se sabe muy bien que el VIH no respeta ni etnia, ni idioma, ni preferencia sexual, así que venden humo en esta cuestión desinformando a los espectadores.
  • Al final de cuentas se crea un melodrama musical tibio y sin sabor, que de drama no creo que tenga ni una pizca de realidad.

Una película que crea confusión haciéndote ver que todo es sencillo, fácil y muy feliz, cortando escenas dramáticas que pudieron enfocar nuestro interés al lado humano de cada integrante de la banda, en especial a Freddie Mercury. No se pide que nos dé lastima su vida pero sí que sea mejor valorada.

  • Se pudieron ahorrar muchas escenas musicales, rellenando con verdadera pasión y entrega de la historia.

Una película tributo que no quiso arriesgar por el hecho de ser la más esperada del año y para algunos la mejor. Nos damos cuenta que por sobre todo y por sobre la misma historia, el interés monetario es mayor que crear una verdadera obra de arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *