Los Increíbles 2 (2018)

Muy buena pero no tan increíble…

En esta ocasión hablaremos acerca de LOS INCREÍBLES 2 del llamado género “familiar” que considero de manera personal, que es más dirigida a los adultos o adolescentes que propiamente hacia los niños, ya que para mis gustos la primera fue fenomenal y me quedaría solo con esa historia.

Se trata de una familia de superhéroes que está de regreso después de una entrega muy bien planteada, sin embargo esta vez Helen está en el centro de la acción y deja a Bob en casa con Violet y Dash, afrontando la heroica rutina diaria de una vida “normal”. Es una dura transición para todos, agravada por el hecho de que la familia todavía no sabe de los emergentes superpoderes del bebé Jack-Jack. Cuando un nuevo villano planea algo brillante y peligroso, la familia y Frozono deberán hallar una forma de trabajar juntos otra vez, lo cual es más fácil de decir que de hacer, incluso cuando todos son Increíbles.

Espero que con mi opinión personal, no haga que ustedes no tengan su propio punto de vista o criterio analítico para no querer ver la película, al contrario los invito a disfrutar del cine. Solo es mi modo de ver las cosas, deseando siempre continuidad magnifica en segundas o terceras entregas de algo que me resulto en su momento genial.

Aun no comprendo el encallecimiento de una segunda parte de una buena película que pudo dar algo más que solo hacer lo mismo. No me malinterpreten, me encantan las historias de acción animadas, pero me he quedado con un mal sabor de boca no por el hecho de ver casi toda la película, al protagonista anterior haciendo absolutamente nada en relación a sus habilidades y su anhelo de siempre salvar a la ciudad, sino porque la historia fue como una terapia para ser buenos padres y buenos hijos, por el poco dinamismo en las escenas y lentitud en la trama.

Me encanta que hagan honor a las capacidades de una mujer heroína pero se supone que es una película de espectacularidad, llena de acción, que obviamente tras bambalinas nos deje un mensaje de aprendizaje, pero eso diles a los millones de niños que llegaron a dormirse durante la película. Por eso como al inicio, la considero como una película para gente con un poco más de racionalidad.

Otro aspecto que se le está haciendo costumbre, es que personajes que pueden explotar más potencial, como Violet, Dash o el propio bebe Jack-Jack se queden en la misma reprensión de lo que saben hacer con sus poderes y eso no se me hace justo. Tal vez quieran demostrarlo para siguientes películas, pero entonces tendremos que esperarnos otros diez años para que el director se toque el corazón y haga una saga verdaderamente increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *